Navarrete: Ojalá esto sea el inicio

Navarrete: Ojalá esto sea el inicio

Después de la consagración en la Vuelta Internacional de San Juan, Roly Navarrete fue recibido en caravana en Cutral Co. Alzó la copa y contó una intimidad que lo fortaleció para mantenerse como un deportista de élite en Argentina. 

El ciclista de Cutral Co comenzó la travesía con el pie derecho y después fue puro sacrificio para mantenerse entre los mejores del mundo. Cada etapa lo vio trepado en el podio y la recompensa estuvo en un regreso triunfal, con la copa, los trofeos individuales y las mallas de sprinter de cada etapa superada.

Te puede interesar: Gamboa y la selección Sub23 arrancaron bien en Camerún

Conmovido hasta las lágrimas, Roly Navarrete fue recibido en el ingreso a Huincul por una caravana que lo escoltó hasta el Cristo, donde recibió el cariño de su gente y una placa honorífica del intendente José Rioseco.

El Roly no disimuló su emoción y contó un secreto guardado bajo llaves “hace un año me convocaron a correr la vuelta de San Juan y me negué porque estaba enfermo, sufría pánico” comentó. Así comenzó su camino en la religión que le devolvió las fuerzas y lo llevó mejor que nunca a la provincia de San Juan para consagrarse.

Te puede interesar: Habrá reformas en el gimnasio municipal de Cutral Co

El resto fue todo alegría. Hubo tiempo para abrazos, fotos y felicitaciones antes de continuar con la caravana. Uno de los momentos más especiales fue el saludo con la escuelita del Parque Oeste que el ciclista de selección apadrina.

Ahora habrá tiempo para relajarse, desahogarse y ponerse a punto para el próximo desafío que será en la provincia de Mendoza.

Attachment