Rivadavia, el club donde los profes también son albañiles

Rivadavia, el club donde los profes también son albañiles

A pulmón, el club trabaja para terminar su estadio y contener a sus chicos en unas instalaciones dignas. Siete profesores pusieron el hombro y trabajan en el merendero y los vestuarios. 

El club cuenta con un predio de grandes dimensiones en el parque industrial de Cutral Co y, lentamente, trabajaron en el acondicionamiento del campo de juego, las canchas auxiliares, los baños, el merendero y los vestuarios. Sin embargo la falta de estructura impide que sea habilitado como estadio por la Liga de Fútbol de Neuquén y la falta de inversiones hace que todo se torne más difícil.

Después de varios años siendo multicampeón del fútbol comunitario de la ciudad, el Tigre optó por un salto de calidad y fue incluido en Lifune. En tres años logró dos campeonatos con sus formativas y peleó el ascenso en las últimas dos temporadas, finalizando en el tercer lugar de la tabla general.

 Te puede interesar: Alianza convoca otra vez a elecciones

Uno de los dos trofeos de Lifune que el Tigre cosechó en su corta estadía en la Liga

“No somos los mejores ni nos creemos nada, lo único que queremos es darle un lugar para jugar a los pibes, a esos pibes que se quedan afuera de otros clubes y no tienen donde jugar” remarcó “You” Vielma, entrenador de la Primera y otras tantas divisiones del club, que junto a otros 6 padres y colaboradores se calzan el overol para revocar las paredes del merendero y colocar los pisos.

“Tenemos más de 400 chicos entre Lifune y el comunitario y acá vienen por la copa de leche y para sacarse las ganas de jugar. Muchos no tienen otra cosa” agregó. El comedor está bajo remodelación y hace pocas semanas lograron adquirir los porcelanatos para colocar piso. “Vamos de a poco con la gente que viene a ayudar, pero se complica porque no todos le podemos dedicar tanto tiempo y porque lo hacemos por amor al club, no hay nada de plata ni nadie que aporte para conseguir las cosas” indicó Vielma.

Te puede interesar: Anunciaron la construcción de un albergue para el club ciclístico Mosconi

De la mano con el comedor, avanza el acondicionamiento de los vestuarios y los baños, aunque “todavía falta mucho por hacer” señalaron.

El predio donde entrena el club Rivadavia

Otro anhelo del club es mejorar el predio de entrenamiento. “Tenemos una cancha con medidas oficiales y otras dos de entrenamiento de muy buen tamaño, pero necesitamos rellenar y nivelar. Hay mucha piedra y el piso es duro”.

Pese a la adversidad, Vielma manifestó “no vamos a parar ni a quedarnos quietos porque esto lo hacemos por los pibes. Los clubes son necesarios porque los sacamos de la calle y les damos una posibilidad de hacer algo diferente por su vida”.

Attachment