Añelo le ganó un partido caliente a Rivadavia

Añelo le ganó un partido caliente a Rivadavia

El Tigre cayó por 3 a 0 en el Club Plaza por el duelo recuperado ante Añelo correspondiente a la fecha 11 del Lifune B. El partido terminó picante y con 3 expulsados. 

Rivadavia y Añelo se pusieron al día con un partido que afecta directamente a la lucha por el campeonato del ascenso. Los dos llegaban con chances de acercarse al líder Don Bosco (36) y con la victoria del miércoles, el Verde quedó a 3 unidades de alcanzarlo.

Después de un primer tiempo parejo donde el arquero Ferrada se convirtió en figura volando bajo los tres palos para contener los disparos de Rivadavia, Añelo encontró la diferencia en el complemento para quedarse con los tres puntos.

El juego aéreo de la visita fue la clave. Denis Siliski conectó de cabeza tras un córner de la derecha para poner el 1 a 0 a los 23; y repitió la fórmula 7 minutos después para encaminar la victoria.

Leé también: Real Pilar, el club más joven de AFA que llega a Cutral Co

Sin embargo, antes de poner el 2 a 0 Añelo ya estaba con 10 hombres por la doble amonestación para su volante Javier Cayul. Pero no sería el único expulsado.

Rivadavia fue con el amor propio a buscar el descuento y, en la lucha, Nahuel Quintumán fue derribado sobre la puerta del área por Facundo Garrido. El volante de Añelo golpeó al delantero cuando ya estaba en el piso y el de RIvadavia respondió. Hubo empujones y un tumulto que el árbitro Lucas Hernández resolvió con una roja para cada uno.

El Tigre quedó con 10 hombres en cancha y Añelo con 9, cerrándose con dos líneas de 4, pero ante la desesperación de Rivadavia, encontró los espacios en una contra para liquidar el pleito.

Un pelotazo largo puso a Maximiliano Parada mano a mano con el arquero David Goñi que salió lejos a cortar, pero no llegó a frenar el remate del número 7 que marcó el 3 a 0 a 8 minutos del final.

El partido se jugó hasta los 47 y los minutos finales fueron de puro nerviosismo y amonestaciones. Pese a los intentos de Rivadavia, Añelo hizo correr la pelota y el reloj para sentenciar el resultado.

Attachment