¿Cómo llegaron los guantes de Ringo Bonavena a la familia del boxeador Carlos Sosa?

¿Cómo llegaron los guantes de Ringo Bonavena a la familia del boxeador Carlos Sosa?

El Centro Dante Baiocco prepara una muestra de la historia del deporte de Cutral Co y Plaza Huincul y, entre las piezas, están los guantes del legendario Óscar Natalio “Ringo” Bonavena, como recuerdo de su amistad con el púgil local.

En la década del 70 Cutral Co sufrió el mayor desastre natural de su historia con un aluvión y una inundación que dejaron víctimas fatales y varios daños. Para reponerse y asistir a las víctimas, la ciudad organizó una serie de eventos y una de ellas fue la pelea de exhibición entre Bonavena y Carlos Sosa, referente del box local.

Leé también: Huincul tiene a los campeones de los Integrados Neuquinos

La pelea fue solo a 4 rounds en el antiguo club Argentino de Plaza Huincul y fue un espectáculo para cientos de espectadores, pero ese combate generó una amistad entre los boxeadores, que compartirían más que el intercambio de golpes sobre el ring.

Paulina Dominguez, viuda de Sosa, contó que su esposo y Bonavena realizaron una gira por Río Gallegas, Punta Arenas y el norte argentino, aunque el boxeador de Cutral Co optó por regresar a casa con su familia después de un tiempo.

Leé también: Los chicos vuelven al patio con el torneo de bolitas

Carlos era un boxeador nato, le gustaba de alma el boxeo y empezó de muy chico. En ese tiempo las cosas eran muy difíciles y había que ayudar a la familia y trabajar, aunque a veces él peleaba por monedas, la gente tiraba monedas mientras peleaban y después las juntaba para llevarlas a casa” contó Paulina que agregó “jamás dejó el deporte, el entrenamiento y el trote”.

Gracias a ese lazo, la familia de Sosa se quedó con un souvenir de lujo, los hijos del boxeador se quedaron con un par de guantes cada uno que llevan la firma de Ringo y el año 1976 en recuerdo de aquella velada de box en la comarca petrolera.

Attachment