Rivadavia vs. Petro suspendido por falta de garantías en la seguridad

Rivadavia vs. Petro suspendido por falta de garantías en la seguridad

El Matador lo ganaba por 3 a 1, pero una pelea entre los jugadores y la invasión de hinchas a la zona de vestuarios hizo que el árbitro Di Leva suspendiera el encuentro en Club Plaza a los 18 del complemento. 

Rivadavia y Petrolero Argentino llegaron a la fecha 5 de la Copa Neuquén con la necesidad de sumar para escapar al fondo de la tabla y ese nerviosismo se notó enseguida dentro de la cancha con un partido que tuvo mucho roce. La pelota estuvo poco tiempo en el piso y el encuentro fue de ida y vuelta, pero ese trámite favoreció al Matador.

Leé también: Fiama y Agustina en la pre selección neuquina de Fútbol Femenino

Petro abrió la cuenta a los 15 con un pase bombeado de Juan Ríos para la aparición por izquierda de Leandro Valenzuela que aprovechó que el arquero Briseño estaba adelantado y definió por encima de su cuerpo.

A partir de eso el Naranja creció y comenzó a cuidar un poco más el balón, aunque Aninao y Díaz estaban al acecho de cualquier error para contragolpear y poner en apuros a la defensa rival. Sin embargo Petrolero dio el segundo golpe a los 27, con un remate de zurda de Braian González desde la media luna y con la marca de Daniel Fuentes encima, que dejó sin respuestas al joven arquero del Tigre.

Rivadavia no bajó los brazos y lo buscó hasta el final del primer tiempo, donde terminó acorralando a Petro y consiguiendo finalmente el descuento. Fue con un penal por una mano de Matías Almendra tras un remate de Alejandro Campos. Nahuel Aninao fue el encargado de patear con un potente remate al palo izquierdo del arquero Alegría que adivinó y contuvo el remate, pero dejó el rebote sobre la línea para que “Wanchope” pateara rematara con bronca al fondo de la red.

El primer tiempo dejó 4 amonestados por la cantidad de infracciones y la tensión se mantuvo en el complemento. Los jugadores se hablaron mucho dentro de la cancha y hubo varias piernas en alto.

Petrolero conseguiría el tercer gol con el doblete de Bambam, que trazó la diagonal de la derecha al centro para cruzar un remate desde la media luna al palo izquierdo de Briseño a los 12 minutos.

Lamentablemente no quedaría mucho tiempo. A los 18 Galván recibió una dura falta de Santiago Pardo y al levantarse respondió con un golpe. Hubo una gresca generalizada donde participaron varios, pero el juez Mauro Di Leva sacó una roja por lado para los que empezaron.

Los jugadores se cruzaron en el camino a los vestuarios y otras personas, simpatizantes, invadieron esa zona pese al control policial. El jefe del operativo le dijo al árbitro que no podían dar garantías de la seguridad y el juez decidió suspenderlo con 27 minutos por completar.

En cuanto a las formativas, hubo empate en 1 por Séptima y en 0 por Reserva, mientras que en Octava fue 3 a 2 para Petrolero Argentino.

Attachment