En la previa del partido entre Rivadavia y Alianza, hubo un minuto de silencio y una suelta de globos blancos en memoria del niño asesinado en el barrio Peñi Trapún de Cutral Co. 

Fue una iniciativa de Alianza que acostumbra a realizar la salida del equipo mayor al campo de juego acompañado por niños. Fueron los pequeños quienes llevaron los globos blancos y se pararon en el círculo central durante el minuto de silencio.

Leé también: Pérfora cayó en la final del provincial U13

El minuto de silencio fue respetado por la totalidad del público presente en el estadio Coloso del Ruca Quimey y tras el pitazo del árbitro los niños soltaron los globos, mientras que la hinchada Celeste coreaba el nombre de Luciano.

Luciano Fuentes, de tan solo 8 años, fue asesinado por una bala perdida el pasado lunes 7 de octubre mientras jugaba en la vereda de su casa, en el barrio Peñi Trapún. Su muerte causó conmoción y un sinfín de reclamos por justicia y seguridad en Cutral Co y Plaza Huincul.