Recomendaciones de nutrición e hidratación para caminatas suaves

Recomendaciones de nutrición e hidratación para caminatas suaves

El verano es una de las épocas en que más personas se ven caminando por los senderos paralelos a la ruta nacional 22, tanto en Cutral Co como en Plaza Huincul.

Los caminantes realizan la actividad a diferentes horas, aún cuando la temperatura es muy elevada. Por ello es importante seguir algunos pequeños consejos.

La ventaja de caminar

La caminata es una actividad sencilla, fácil de realizar y que no requiere inicialmente ninguna condición especial; tiene como ventaja, que al ser de baja intensidad se puede hacer en ayunas, después de comer, al levantarte, antes de acostarte, entre otros, y es apta para todo el mundo independientemente de su condición física.

Como ventaja adicional, las caminatas pueden ser de muy larga duración sin que se llegue a experimentar fatiga.

¿Qué debemos comer?

Debido a que la caminata es de baja intensidad, no necesitamos tener una reserva importante de carbohidratos para hacerla, ni tampoco hacer una comida antes en especial, como ocurre en el caso de la carrera; la razón es que cuando se realizan actividades de baja intensidad, las grasas que tenemos de reserva en nuestro cuerpo pueden suplir hasta el 50% del gasto energético de la actividad.

Puede ser una ración de fruta o cereales (pan, galleta, fruta), sin importar que la usen con fibra, junto con algo de proteínas: jamón de pavo, queso, ricota, yogurt, huevo.

¿Cuánta agua hay que tomar?

Si van a caminar 1 hora, se pueden tomar 2 vasos de agua antes de arrancar y luego al terminar hasta conseguir una orina clara. Lo importante es no salir con sed y tampoco llegar sedientos porque ya es muestra de deshidratación. Siempre conviene caminar con una botella de agua.

Con información de la Lic. Sandra Suárez para el sitio Soy Maratonista.