Con sencillas acciones se puede prevenir una afección conocida como “golpe de calor”. En Cutral Co y Plaza Huincul comenzaron las altas temperaturas que anticipan el verano.

El fenómeno conocido como “golpe de calor” es el incremento de la temperatura corporal como consecuencia de una exposición prolongada al sol, a altas temperaturas o a la realización de un esfuerzo físico intenso en ambientes calurosos, muy húmedos o con poca ventilación.

Con el inicio de las temperaturas agradables, muchos deciden comenzar a realizar actividad física. Pero a fines de noviembre, las temperaturas son más altas y por ello hay más peligro que el cuerpo supere los 40 grados por más de 15 minutos y provoque serios trastornos.

Como se explicó más arriba, puede ser tanto por caminar o correr al sol como por hacer una rutina de gimnasia en un ambiente caluroso y cerrado tanto en un gym como en casa.

¿Qué se puede hacer para prevenirlo?

El primer consejo es beber agua en gran cantidad y sin esperar a tener sed. Es recomendable beber dos vasos mínimo con cada comida y después tener agua disponible durante todo el día hasta completar los tres litros.

En los horarios de mayor temperatura, es mejor no realizar actividad física sino permanecer en un lugar fresco. Si se debe trabajar en esos horarios, la protección de la cabeza y mantener siempre agua a mano, son las dos soluciones más efectivas y sencillas.

Además se recomienda no comer en exceso y tampoco alimentos altos en grasas o azúcar. Es mejor el consumo de frutas y verduras.

Más consejos para evitar golpes de calor

  • Refrescarse, mojarse cara, manos y nuca, así como ducharse o bañarse puede ayudarte a mantener la termorregulación de tu organismo. Antes de la ducha o el baño, beber un vaso de agua te ayudará a bajar la presión sanguínea.
  • En la calle, o si estás al aire libre, utiliza ropa ligera y de color claro, que atrae menos el sol, y calzado fresco que permita la transpiración y reduzca la sudoración, consiguiendo así una menor pérdida de líquidos. Protégete del sol con una gorra, sombrero o pañuelo y usa gafas con absorción de rayos UV.
  • Emplea crema con filtros solares (a partir de FPS 15) para proteger e hidratar tu piel desde el exterior. Es recomendable aplicarla unos 20-30 minutos antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada dos horas.

Fuente de información: Instituto de Agua y Salud de España

Por Cecilia