El colegiado ya había debutado como árbitro de primera división. Ayer volvió a su tierra para oficiar como árbitro asistente en el encuentro entre Huracán y Estudiantes de San Luis.

La cuarteta arbitral estuvo encabezada por Silvio Trucco y tuvo a Manuel Sánchez como primer juez de línea y a Christian Martínez como segundo.

Julio debutó en la élite del fútbol argentino en el partido disputado entre Godoy Cruz y Banfield por la Copa de la Superliga del 2020.

Con 43 años, fue uno de los máximos referentes arbitrales de la Liga de Fútbol de Neuquén. Se destacó en el fútbol regional como uno de los mejores en su profesión y cuenta con experiencia en torneos Federales de ascenso.

Junto a Darío Herrera, son los dos representantes neuquinos en el arbitraje de AFA. Ayer le tocó regresar al Coloso del Ruca Quimey para impartir justicia en el duelo de 32avos de final entre Estudiantes de San Luis y Huracán.