Tras la obtención del cinturón Argentino Ligero, el Chiva dialogó con 299Deportes y contó cómo vivió la pelea que lo llevó al título.

“Fue una pelea difícil con un buen rival, muy aguerrido”, reflexionó Rojas, que la tuvo difícil en los 10 rounds ante Leiva. “Yo quería que el cinturón quede acá en Cutral Co, costó pero se consiguió”, agregó.

El boxeador explicó que pelear en casa le dio un plus para no bajar los brazos. “Estoy agradecido con toda la gente, ellos me dan mucho apoyo y fuerza arriba del ring”. Los gritos al coro de Cutral Co y Rojas acompañaron de forma continua la hora y media de combate. “Espero que la gente esté contenta con la pelea que dimos”, concluyó.

Antes de regresar al vestuario y festejar con su equipo y familia, Rojas le dedicó especialmente la victoria a su madre. “No vino, se quedó en casa y debe haber sufrido mucho porque fue una pelea dura, pero esto es para ella que la amo”, dijo.