El exjugador de Petrolero Argentino habló luego del triunfo ante Unión de Zapala en el Coloso del Ruca Quimey.

Bambam González volvió a jugar después de estar casi un año sin poder competir. Primero por la pandemia que afecto a todos y luego por el problema que surgió con su pase.

” Muy contento por volver a las canchas que se me estaba complicando. Gracias a Dios se solucionó todo” expresó González.

Desde su exclub, Petrolero, exigían la suma de 300 mil pesos por su pase o 20 pelotas a cambio por el préstamo del jugador.

Luego de negociaciones entre el Matador y Alianza, lograron llegar a un acuerdo y Bambam volvió a vestir la camiseta del Celeste.

Debido a esta situación el delantero no había podido disputar el Federal Amateur y a días de cerrar el libro de pases su situación era incierta.

Pero todo terminó bien y este sábado, después de varios meses, volvió a pisar el césped del Coloso.

En la goleada del Gallo por 5 a 1 ante el conjunto de Zapala en la segunda fecha de Copa Neuquén, Bambam convirtió un tanto y lo festejó como nunca.

El jugador se agarró la camiseta señalando el escudo de Alianza y después hizo sus dos celebraciones tradicionales, posar de brazos cruzados y la dedicatoria al cielo con ambas manos.

Más que un festejo fue un desahogo, que como dijo el jugador, “Volver a jugar fue un alivio”.

En cuanto al trabajo que vienen realizando con el equipo, González expresó “Nos planteamos seguir el día a día y avanzar. Todavía nos falta mucho hay que prepararnos y mejorar”.

Foto de portada- Alianza Corazón Celeste.-