A un año de la partida de su abuelo, Darío el Pobre Villagra, le dedicó lo dos goles que marcó en el clásico ante Petro.

El delantero del Gallo tuvo un sábado muy especial. Le dio el empate a su equipo y lo celebró como un triunfo, no por el resultado sino por la connotación de su festejo.

“El Pobre” Villagra contó que desde muy chico siempre tuvo el apoyo de su abuelo, Raúl Villagra.“Siempre iba a la cancha con mis tíos y mi viejo. Viajaron a Bariloche, Patagones, Buenos Aires y después acá en la zona también. Iba cuando tenia chofer, sino escuchaba la radio” dijo.

Este sábado Darío fue uno de los protagonistas de la noche. Con su instinto goleador y un cabezazo milagroso sobre el final del encuentro marcó el 3 a 3 final. “La remera me la hice cuando comenzó la Copa nada mas que me lesioné y estuve 40 días en recuperación. El viernes a la noche la puse en el bolso, le di un beso y le dije ayudame mañana viejito y me escuchó” contó.

Y agregó “Mi abuelo nunca me decía cómo jugar o aconsejarme siempre fue a mirar. El que mete bocados o aconseja es mi viejo. Siempre se enojaba con los árbitros” (contó entre risas.)“Jamás los insultaba pero después de cada partido lo iba a ver y caliente con los árbitros”.

Uno de los recuerdos mas lindo que tiene el delantero con su abuelo fue también por un partido contra Petro. Cuando le marcó tres goles al Matador por Copa Neuquén en cancha de Centenario le regaló la pelota de su hat trick.

Tras la partida de Don Villagra la familia pasó por un momento muy duro y esto fue un mimo para todos.” Mi familia estaba mirando el partido, todos juntos, y muy emocionados”.

Este lunes 10 de mayo se cumple el primer aniversario de la muerte de su abuelo y todo hace pensar que este festejo llegó en el momento justo. ”Pienso que él armó todo y todos pensamos lo mismo, justo en esta fecha. Por suerte somos muy unidos y estamos saliendo adelante” expresó Darío.

Después del partido de ayer contó que su hermano le mostró la foto del festejo a su abuela. Ella no tardó en levantar el teléfono para llamarlo y felicitarlo “Me dijo que se alegraba por mi y por como lo seguimos recordando a nuestro abuelo. Abuelo de 14 nietos, 11 varones y 3 mujeres” .

Un festejo que sin dudas llegó al cielo y quedará guardado en su álbum de recuerdos.

Foto portada- Los Pibes de Siempre.-