Ante el agravamiento de la situación epidemiológica, Lifune decidió suspender por dos semanas el campeonato.

Los entrenamientos continuaran cumpliendo con los protocolos por burbujas. En cuanto a la competencia la misma se postergará para dentro de 14 días.

La intensión de la Liga es ayudar para que la situación con respecto a la pandemia por coronavirus mejore. Cabe destacar que desde salud están pidiendo que se declare zona de emergencia.